IDEA recuerda valioso legado de académica Olga Ulianova

Al cumplirse un año desde que falleciera la investigadora de origen ruso y una de las analistas internacionales más importantes de nuestro país, la Universidad de Santiago le rindió un sentido homenaje en el edificio del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA).

Se trata de la Dra. Olga Ulianova, nacida en la ex Unión Soviética en 1963, titulándose como historiadora en la Universidad Estatal Lomonosov de Moscú, la misma institución de la que es Master of Art en Historia (1985) y Doctora en Historia, mención Historia Universal (1988).

En 1992 se trasladó a Chile junto a su esposo José Luis Hidalgo, exiliado durante la dictadura. En nuestro país desarrolló una reconocida carrera como académica de la U. de Santiago desde 1993, principalmente en el IDEA, del cual fue su directora entre 2010 y 2014, destacando también por su activa presencia en medios de comunicación nacionales e internacionales.

En 2016, poco antes de su partida, fue homenajeada con la entrega de la medalla Universidad de Santiago de Chile, en su Categoría Primera, distinción que se le concede a personalidades nacionales o extranjeras por sus actuaciones desarrolladas, tanto a nivel institucional como nacional, y que sean consideradas de mérito sobresaliente.

La ceremonia

En una emotiva ceremonia ecuménica oficiada por el diácono y académico de nuestra casa de estudios, Dr. Francisco Javier Gil, se recordó la vida y trayectoria de la destacada historiadora y académica del Plantel.

En la oportunidad, el actual director del IDEA, Dr. Fernando Estenssoro, recordó el aporte de la Dra. Ulianova en el Instituto, asegurando que durante su dirección, este creció mucho.

“Con ella surgieron los proyectos de inserción en la academia por parte de Conicyt, que implicaba traer a las universidades a académicos que se hubiesen doctorado recientemente”, enfatizó.

Ulianova postuló a este Plan de Gobierno, ganó y gracias a eso ingresaron dos académicos a la Universidad de Santiago: Orlando Álvarez y el mismo Stenssoro. Con este proyecto, de ocho académicos, el IDEA pasó a contar con 20.

“Olga era muy acogedora, tenía una tremenda calidad humana, mientras estuvo con nosotros en el IDEA se caracterizó por eso. Además era amplio de criterio, porque si bien podía tener sus puntos de vista, era capaz de discutir y debatir con altura de miras, poniendo argumentos por sobre los prejuicios”, expresó el Dr. Stenssoro.

El actual director del Instituto agregó que como investigadora “Olga mostraba grandeza. En sus libros es justa al momento de evaluar y juzgar, nunca dejando de lado la rigurosidad científica. Ella te podía demostrar que estabas equivocado, pero lo hacía con argumentos”, 

Para sus cercanos, la Dra. Ulianova ayudó a proyectar internacionalmente la Universidad de Santiago, así como el Instituto de Estudios Avanzados, ya que en su misma calidad de experta, era una frecuente invitada de los medios de comunicación.

Amigas cercanas

“Recibí a Olga cuando yo era directora del IDEA”, recordó la académica y fundadora del Instituto, Dra. Carmen Norambuena. “El Rector Morales Santos me dijo que había llegado una investigadora a Chile y él creía que yo debía integrarla al IDEA. Así fue”, rememoró.

De ahí en adelante ambas tuvieron una vida académica cercana, llegando a escribir dos libros juntas. “Todo eso hizo que surgiera una gran amistad. Tuvimos una vida muy cercana tanto en lo académico como en lo personal. Por eso esta reunión me emociona, me complace, me alegra y me reconforta”, sostuvo.

“Por la Universidad de Santiago han pasado cientos de académicos que han dejado huella. Cada cual deja su impronta y algunas de estas son más visibles que otras. La de Olga evidentemente va a quedar plasmada en todo el ámbito de las Ciencias Sociales, Humanidades y vida universitaria”, puntualizó. 

“La Universidad de Santiago fue su casa”

José Luis Hidalgo, viudo de Ulianova, también tomó la palabra y en su intervención aseguró que “para Olga la Universidad de Santiago fue su casa, la acogió cuando llegó y le dio todas las posibilidades de desarrollarse”.

“En este lugar estaban sus grandes amigos, y yo creo que la unidad es el gran legado que deja”, enfatizó.